productos nutricionales

Guía sobre los productos nutricionales ¿Qué son y para qué sirven?

Los productos nutricionales son complementos que están destinados a proporcionar los nutrientes que nuestro organismo podría necesitar en el caso de no estar consumiendo cantidades suficientes; por ejemplo de vitaminas, minerales, proteínas, aminoácidos u otras sustancias nutritivas para el buen funcionamiento de nuestra salud.

Los complementos nutricionales están creados para complementar tus comidas diarias, sin importar que estén en una dieta, ya que estos contienen minerales, enzimas, vitaminas, ácidos, entre otros, para ayudarte a estar más sano cada día 

Los productos nutricionales no se deben confundir con medicamentos, ya que su función (la misma palabra lo dice) es complementarse con tus alimentos para darte lo que estos no ofrecen, para así aportarle los nutrientes a tus comidas.

Tampoco los consideres como un sustituto de tus alimentos principales.

Sin lugar a dudas, un gran tema del que hablaremos en más ocasiones desde El Poder de la Dama, para eliminar cualquier mito.

¿Conocías los productos nutricionales? Si no es así, has llegado al lugar perfecto.

¿Qué es un producto nutricional?

Es un complemento nutricional compuesto de una gran cantidad de vitaminas y minerales, que hará que tus comidas y dietas contengan el mejor refuerzo alimenticio, ya que con el pasar de los años estamos consumiendo menos proteínas, vitaminas y minerales. A causa de muchos factores como la polución, la superproducción y los experimentos con la comida han hecho que esta se procese menos sana.

Es ahí cuando estos productos te aportan todo lo que tu cuerpo necesita y que en su momento no esté recibiendo bien, siendo su objetivo principal aportarte los principales nutrientes para que estés sano y fuerte en todo momento, sin importar la edad o el sexo.

Los puedes conseguir de muchas formatos diferentes, suplementos en cápsulas, tabletas, polvos, perlas, líquidos, y demás, haciendo que todas tengan una dosis especifica para cada caso.


Tipos de Nutrientes

Hay diferentes tipos de nutrientes: Proteínas, Vitaminas, Glúcidos, Lípidos,  Agua y Sales minerales. Cada uno de ellos aporta diferentes funciones. Estos suplementos tienen una alta concentración de componentes que harán que puedas disfrutar mejor calidad de vida, es una forma de cuidarnos en salud para evitarnos enfermedades.

Los principales tipos de suplementos nutricionales incluyen:

  • Botánicos
  • Vitaminas
  • Minerales
  • Ácidos grasos
  • Otros suplementos nutricionales

Los minerales

Los minerales son elementos inorgánicos que el cuerpo no puede sintetizar, por lo que es necesario tomarlos en la dieta diaria. Son importantes a muchos niveles, que van desde estructurales, formando huesos y dientes, a reguladores de muchos procesos internos.

Macrominerales. Son minerales que el cuerpo necesita en cantidades más grandes: Calcio, fósforo, magnesio, sodio, cloro, potasio y azufre.Se clasifican en:

Microminerales. Se requieren en cantidades mas pequeñas: Hierro, zinc, selenio, yodo, cromo fluor…

La mejor manera de obtener los minerales que el cuerpo necesita es consumir la mayor variedad posible de alimentos, para asegurarse cubrir las cantidades mínimas necesarias.

Las vitaminas

Las vitaminas son sustancias orgánicas que necesarias para el organismo, cuya deficiencia en la dieta puede manifestarse en determinadas enfermedades. Normalmente no se pueden producir por el hombre, por lo que es importante obtenerlas en la dieta.

Las vitaminas se clasifican en dos grupos:

Vitaminas Liposolubles: Tienen la capacidad de disolverse en grasas.

  • Vitamina A. También llamada Retinol. Tiene importantes funciones en la visión, en el crecimiento, en el metabolismo de esteroides y colesterol, además de funciones inmunitarias. El efecto más inmediato de la carencia de Retinol son alteraciones de la visión, debido a pérdidas de pigmentos visuales. Posteriormente vendrían un gran número de complicaciones, entre las que citaremos anemia, problemas en el desarrollo embrionario durante el embarazo, dificultad para proteger al cuerpo de infecciones…
    El exceso de esta vitamina puede tener efectos tóxicos, que incluirían incluso daño renal, pero solamente por ingesta de alimentos seria muy difícil alcanzar niveles de Vitamina A que produzcan intoxicación.
  • Vitamina D. Puede ser sintetizada en el organismo por acción de la luz sobre la piel.  Esta vitamina, junto con la hormona paratiroidea y la calcitonina, actúa regulando los niveles de calcio y fósforo en sangre. La carencia de esta vitamina se manifiesta en raquitismo en niños (mala mineralización de los huesos y malformaciones estructurales) y osteomalacia (los huesos se vuelven menos densos y mas débiles) en adultos. Su exceso puede producir niveles altos de calcio y fósforo en sangre, nauseas, dolor de cabeza, y calcificación de riñones o pulmones.
  • Vitamina E. Actúa como antioxidante, protegiendo al organismo de sustancias que oxidantes procedentes tanto del metabolismo como del exterior. Esta vitamina elimina los radicales libres, por lo que ayuda a prevenir el cáncer. además, por su acción antioxidante ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Vitamina K. Es esencial para la coagulación sanguínea. La deficiencia produce hemorragias, que pueden derivar en graves anemias. La flora del microbiana produce gran cantidad de vitamina K, por lo que es difícil la carencia, salvo que por tratamiento prolongado con antibióticos destruyamos la flora intestinal.

Vitaminas hidrosolubles. Tienen la capacidad de disolverse en agua

  • Vitamina B1 (Tiamina). Esencial en el metabolismo de los carbohidratos, en la obtención de energía a partir de la glucosa. Su carencia produce perdida de peso, anorexia y problemas cardiacos y neurológicos. Los individuos mas propensos a padecer estas deficiencias serian embarazadas que sufren frecuentes vómitos, alcohólicos crónicos o personas con problemas de absorción intestinal.
  • Vitamina B2 (Riboflavina). Protege de la oxidación y participa en el metabolismo de carbohidratos, lípidos y proteínas. Su carencia produce lesiones bucales, oculares y alteraciones en la piel.
  • Vitamina B3 (Niacina). Participa en el metabolismo de carbohidratos, grasas y proteínas. Su carencia puede producir debilidad, anorexia, dolor de cabeza, vértigos, indigestión y otros síntomas, acompañados de tendencias depresivas.
  • Vitamina B6 (Piridoxina).  Interviene en la síntesis de carbohidratos, proteínas y grasas. Ayuda en la producción de anticuerpos y en el equilibrio de Sodio y Potasio. El requerimiento de esta proteína aumenta conforme se aumenta el consumo de alimentos ricos en proteínas, por que intervienen en el metabolismo de estas. Su carencia se puede producir en casos de alcoholismo, mala absorción intestinal, senilidad y ciertos tratamientos con sustancias que se unen a los receptores de esta vitamina.
  • Vitamina B12 (Cianocobalamina). Esta vitamina es imprescindible para la síntesis de ADN y la maduración de los glóbulos rojos. Su déficit es habitual en dietas poco equilibradas, como las de vegetarianos estrictos, y en  alcohólicos. Su carencia se manifiesta en una anemia megaloblastica (células sanguíneas anormalmente grandes) debido a que participan en la síntesis del ADN.
  • Vitamina B9 (Folatos). Participan también en la síntesis de ADN, por lo que su deficiencia también se traduce en anemia, lesiones en la piel y crecimiento deficiente. Su carencia tiene especial importancia durante el embarazo, por que podría producir deformaciones congénitas, como defectos en el tubo neural.
  • Vitamina C (Ácido ascórbico). Potente antioxidante con capacidad para reaccionar con radicales libres. Muy recomendado para fumadores, ya que el tabaco oxida. Su deficiencia se manifiesta como escorbuto, con encías hinchadas y sangrantes, articulaciones hinchadas y problemas de cicatrización. La sobredosis de Vitamina C tiene como única consecuencia problemas intestinales y diarreas.
  • Vitamina B5 (Ácido pantotenico). Importante papel en el metabolismo de lípidos, proteínas y carbohidratos. Su carencia da lugar a alteraciones en la producción de lípidos y la obtención de energía.
  • Biotina (También Vitamina B8 o Vitamina H). Interviene en la formación de glucosa a partir de carbohidratos y grasas.

 Estabilidad de las vitaminas

Las vitaminas son sensibles a la oxidación y cocción, por lo que se recomienda, en la medida de lo posible, que se consuman productos frescos o reducir el tiempo de preparación y cocción de los alimentos, con el fin de mantener intactas el mayor número de vitaminas.

Las liposolubles se pierden si se calienta demasiado el aceite con el que se cocinan, por que al ser solubles en estos. También son sensibles a la exposición al aire, por la oxidación.

Las hidrosolubles se van perdiendo por el tiempo de almacenamiento, troceado, lavado, temperaturas altas de cocción.

Recordemos que las vitaminas son esenciales y hay que prestar especial atención, ya que, al no ser sintetizables por el organismo los tenemos que obtener de la dieta.

Las proteínas

Las proteínas forman parte de la estructura básica de los tejidos, como músculos, tendones, piel, uñas, pelo…Las plantas son capaces de sintetizarlas a partir de compuestos inorgánicos, pero los animales no, por lo que se deben obtener de la dieta.

La deficiencia en el consumo de proteínas esta asociada a la desnutrición. Cuando no se obtienen suficientes nutrientes el cuerpo gasta primero la reserva energética y finalmente sus propias proteínas. Esto es más común en sociedades subdesarrolladas. En sociedades desarrolladas es mas frecuente la ingesta excesiva de alimentos de que aportan gran cantidad de proteínas. Sin embargo, no se ha demostrado que haya ningún beneficio en una dieta con alto contenido proteico.

Alimentos que proporcionan proteínas:

  • De origen animal:
    Leche y derivados lácteos: La leche contiene del 3 – 3.5 % de proteínas.
    Carnes, huevos y pescado. Las carnes contienen alrededor del 20% de proteínas, los pescados sobre el 15% y el huevo el 13%.
  • De origen vegetal:
    Legumbres, cereales y frutos secos.

Los alimentos por si solos no tienen todos los aminoácidos necesarios para que el cuerpo produzca sus propias proteínas, por lo que deben estar presentes y de forma simultánea en la dieta. Si falta algún componente de la proteína la producción de esta cesa.

¿Cuándo se recomiendan los complementos nutricionales?

Siempre que sientas que no estas al 100%, ya que, aunque estos no sustituyan una dieta equilibrada, sí que en ocasiones nuestro cuerpo lo sentimos un tanto débil, lo cual puede ser por falta de nutrientes, que, aunque pensemos que los consumimos bien no es así.

Personalmente soy partícipe de que no hay que esperar enfermar para comprar el antídoto, por lo que comprarlas ahora es ahorrarse disgustos más adelante, es mejor darles un extra a las proteínas a tiempo, antes de que nuestro organismo lo exija… y no de buena manera.

A continuación, te explicaré un poco acerca de estos suplementos y su importancia de utilizarse, sin importar tu estado o edad.

Suplementos nutricionales para embarazadas

La deficiencia de ácido fólico (vitamina B9) durante el embarazo está relacionada con problemas de desarrollo del feto y un mayor riesgo de defectos del tubo neural, por lo que se recomienda aumentar su consumo a través de determinados alimentos y en forma de suplementos, antes y después de la concepción.

Para que, de esta forma, tengas la total confianza que no sucederá ningún problema nutricional dentro y fuera del embarazo, incluso el Ministerio de Salud también considera que se puede consumir suplementos de hierro para prevenir la anemia ferropénica y los suplementos de yodo para el buen desarrollo del cerebro del bebé.

Suplementos nutricionales para ancianos

La tercera edad es una fase sumamente delicada, la cual hay que tratar con mucho cuidado porque ya el cuerpo y la mente no es lo que era, por más activo que sea la persona, siempre necesitara de una ayuda extra para sentirse plenamente bien, la salud, ante todo.

La utilización de complementos en los alimentos y dieta, podrá ayudarte si últimamente no estás teniendo mucho apetito, ya que esta te ayudara a que absorbas todo cuanto pueda de vitaminas y nutrientes, es lo mejor para complementarlo con nuestras comidas diarias.

La mayoría de vitaminas y minerales dependen del buen funcionamiento de las enzimas digestivas para su uso completo, que se pierde con la edad. Esto ocurre, por ejemplo, con la vitamina B12, que se relaciona con la protección del cerebro y la reducción del riesgo de depresión o demencia, es por ello que te recomendamos los suplementos.

Suplementos nutricionales para vegetarianos

Si eres una persona vegana o vegetariana, sabrás de sobra que la vitamina B12 solo se encuentra en los alimentos de origen animal, entonces ya que tu dieta o estilo de vida no van de la mano con esta vitamina, necesitaras de buscarle una solución rápida y segura.

Millones de vegetarianos en todo el mundo utilizan suplementos para sentirse plenos sin consumir carne, que a día de hoy es la mejor opción ¿no quieres comer carne? No pasa nada, pero no dejes de consumir complementos, ya que, de una manera u otra, tu cuerpo te lo exigirá.

Si no se consumen ni leche ni huevos, hay que evaluar si es necesaria una ingesta adicional de hierro o calcio, aunque normalmente es posible cubrir las cuotas óptimas con alimentos como verduras, frutos secos, semillas, verduras, verduras de hoja fría o brócoli.

Además de los casos mencionados, los suplementos alimenticios pueden ser beneficiosos durante la menopausia, deportes de alto nivel o cuando se sufren trastornos estomacales o intestinales que impiden la absorción adecuada de los nutrientes.

Conoce nuestros productos nutricionales Fitline y el poder de la Nutrición Celular

Mostrando todos los resultados 5

.

Comentarios Recientes

Videos recientes

Cargando...